Familias migrantes separadas durante la administración Trump recibirían pago de $450,000

Familias migrantes separadas. La imagen es ilustrativa.

Las familias migrantes separadas en la frontera durante la era Trump podrían recibir una compensación económica del gobierno por daños y perjuicios sufridos.

El Departamento de Justicia (DOJ) de los Estados Unidos se encuentra en negociaciones que podrían resultar en el pago de una cantidad significativa de dinero a familias migrantes separadas en la frontera de México y Estados Unidos durante el gobierno de Donald Trump.

Recientemente trascendió por primera vez que el gobierno se encontraba considerando realizar pagos de alrededor de $450,000 a cada persona afectada por la cruel política migratoria. También, una persona familiarizada con las negociaciones declaró ante Associated Press que las cifras aún no eran definitivas, y que estas probablemente se modificarían, aunque no de forma dramática. Este informante habló bajo condición de anonimato porque las discusiones aún pertenecen a la esfera privada.

Aún no está claro cuántas personas serían elegibles para recibir este pago, pero según los informes del Wall Street Journal, alrededor de 940 familias separadas por inmigración han presentado reclamos hasta el momento. Sin embargo, este número podría aumentar fácilmente ya que han sido muchas las familias que se vieron afectadas por esta medida.

La política migratoria que dejó miles de familias migrantes separadas

Bajo una política migratoria llamada Tolerancia Cero, llevada adelante por el presidente Donald Trump, no solo se redujo el ingreso de migrantes y solicitantes de asilo a los Estados Unidos a prácticamente cero, sino que también se generó una enorme cantidad familias migrantes separadas en la frontera de México y Estados Unidos.

La medida del gobierno anterior separaba a los hijos de los padres para que estos enfrentaran el proceso penal por cruzar la frontera ilegalmente, según los documentos judiciales presentados por un caso federal en San Diego. Los sistemas de seguimiento inadecuados causaron que muchos estuvieran separados durante tiempos prolongados. Los pagos que ahora propone el gobierno están destinados a compensar el trauma psicológico.

Los abogados de las familias migrantes separadas también buscan conseguir estatus legal permanente en el país para aquellos damnificados por la política de Trump, que fue detenida en junio de 2018 luego de un escándalo internacional. Por ahora, el DOJ no ha respondido a la solicitud de comentarios realizada por varios medios periodísticos.

Cientos de familias separadas por inmigración ya iniciaron acciones legales contra el gobierno de los Estados Unidos

Las negociaciones en el acuerdo debatido involucran a varios bufetes de abogados. Por ejemplo, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles representa a los padres en el mediático caso de San Diego.

La Alianza Nacional de Litigios de Inmigración también representa a cinco madres y a sus hijos, de los cuales estuvieron separados por más de dos meses, entre ellos cuatro niños que fueron enviados a instalaciones de detención en Nueva York. Un juez federal de Arizona negó la oferta del gobierno de desestimar el caso el año pasado.

“Ninguna cantidad de dinero puede compensar la cantidad de dolor y sufrimiento que estos padres e hijos soportaron bajo esta política desmedida y sin precedentes”.
Declaró Trina Realmuto, directora ejecutiva de la Alianza Nacional de Litigios de Inmigración.

Según un informe del inspector general del Departamento de Justicia este enero, “un enfoque decidido a aumentar los enjuiciamientos de inmigración se produjo a expensas de una consideración cuidadosa y adecuada del impacto de los enjuiciamientos de unidades familiares y las separaciones de niños”.

En Todo Inmigración creemos que el gobierno de los Estados Unidos debe compensar de forma justa y extensiva las políticas inhumanas que provocaron sufrimiento a miles de familias migrantes, que separaron sin consideración alguna madres de sus hijos y que provocaron una crisis humanitaria sin precedentes en nuestras fronteras. Confiamos en que la presión de los abogados de inmigración y los activistas logrará un acuerdo justo para aliviar al menos un poco el dolor de las familias.

Salir de la versión móvil