AMLO insiste en que Estados Unidos debe trabajar junto a México para atacar las causas de la migración

Las causas de la migración en la agenda de AMLO.

causas de la migración

México insta a Estados Unidos a invertir en Centroamérica para atacar las causas de la migración.

El gobierno de México presionó el martes a Estados Unidos para que comprometiera fondos para el desarrollo económico de Centroamérica y el sur de México para ayudar a luchar contra los motivantes económicos y causas de la migración en la región. Esta podría ser la única manera de contener el fuerte aumento de la inmigración en la frontera entre Estados Unidos y México este año.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo en una conferencia de prensa que los dos países deben adoptar un enfoque holístico para combatir las causas de la migración. Este jueves se realizarán una serie de conversaciones económicas entre funcionarios estadounidenses y mexicanos que entre otras cosas también abordarán el tema de la migración.

Las declaraciones del presidente mexicano

AMLO había prometido enviar una carta al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, antes de la reunión en Washington. El presidente mexicano sostuvo que se dirigiría a Biden para apoyar y defender un proyecto de concesión de visas de trabajo temporal a centroamericanos para ayudar a satisfacer la demanda de mano de obra interna en los Estados Unidos.

«Ahora, con el presidente Biden, creemos que es hora, con acciones, de comenzar a desarrollar el Sur, los países de Centroamérica», dijo AMLO, y agregó que las promesas de inversión hechas por el anterior gobierno de Estados Unidos no se han cumplido. También elogió a Biden por aumentar el gasto de estímulo para aumentar el crecimiento después de la pandemia de coronavirus.

«Pero la mayor parte de ese dinero termina en los mercados de Asia, porque los electrodomésticos, los bienes, tienen que comprarse en Asia cuando podríamos estar fabricando en América del Norte todos los electrodomésticos que usamos”.

Agregó AMLO.

Por su parte, la ministra mexicana de Economía, Tatiana Clouthier, que estará en Washington para las conversaciones, buscará presionar a las empresas de tecnología, logística y semiconductores para que reubiquen sus cadenas de suministro e inversiones en México, según comunicó su ministerio. El canciller Marcelo Ebrard, quien también participará en las conversaciones, sostuvo que México esperaba tener una «respuesta positiva» de Washington para comenzar pronto las inversiones en Centroamérica.

La infraestructura fronteriza también promete estar en la agenda de las conversaciones, y Ebrard declaró que es necesario cerrar el desequilibrio en infraestructura entre un país y otro en la región fronteriza.

El presidente de México, AMLO, y la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris.

Mientras no se atienden las profundas causas de la migración, miles de familias continúan sus peligrosos viajes hacia el norte

Agentes fronterizos y policías mexicanos desmantelaron el domingo una caravana de cientos de migrantes que partían desde el extremo sur de México, la cuarta de estas caravanas que es dispersada en los últimos días. El grupo estaba compuesto por cerca de 800 migrantes, en su mayoría centroamericanos, haitianos, venezolanos y cubanos.

La caravana había pasado la noche en una cancha de baloncesto cerca de Huixtla, donde los habían mantenido esperando ser procesados por funcionarios de inmigración mexicanos. Pero poco antes del amanecer, agentes de inmigración respaldados por policías con equipos antidisturbios entraron en la multitud de forma violenta y empujaron a muchos a los camiones. En la desesperación, cientos de migrantes escaparon corriendo hacia un río y se escondieron entre la vegetación.

“Comenzaron a golpearme por todas partes”, dijo una mujer entre lágrimas, alegando que la policía también golpeó a su marido y le arrancó a una de sus hijas de los brazos. «Hasta que no me den a mi hija, no me iré».

El grupo fue al menos el cuarto que fue disuelto de forma violenta durante la semana pasada después de dirigirse hacia el norte en caravana, frustrados por la lentitud del proceso de inmigración y las malas condiciones en Tapachula, donde no pueden trabajar legalmente. A pesar de continuar con una política represiva contra los migrantes, el gobierno mexicano ha insistido en que los episodios de fuerza excesiva que se vieron en las redes fueron aberraciones y que tomará cartas en el asunto.

México ha enfrentado presiones migratorias del norte, sur y dentro de sus propias fronteras en las últimas semanas, ya que miles de migrantes han cruzado su frontera sur. Estados Unidos ha enviado a miles más desde el norte, y un tribunal estadounidense ha ordenado a la administración Biden renovar el programa “Permanecer en México”, que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en México durante largos períodos de tiempo.

Para AMLO, la estrategia de contener a los migrantes en el sur es insostenible por sí sola, y se necesita más inversión en la región para luchar contra las causas de la migración y evitar que los centroamericanos abandonen sus hogares.

En Todo Inmigración creemos que atender las verdaderas y complejas causas de la migración es la única manera de ayudar a las miles de familias centroamericanas que viven en terribles condiciones y migran para buscar una vida mejor. Mientras tanto, una reforma migratoria puede hacer del sistema migratorio estadounidense un sistema más justo para quienes solicitan un refugio en los Estados Unidos.

Salir de la versión móvil